Ir al contenido principal

Mi primer voluntariado 2017

Hoy es 19 de abril de 2017. Son las 12:39 pm y todavía estoy que no me lo creo. O.o

De seguro si llegaste hasta aquí, es porque tenés un serio problema con no saber cómo hacer para viajar sin morir de indigencia en el intento. Pues bien, vamos por partes. Trabajé durante la temporada de verano en un bello complejo en Mar de Ajó, lo cuál me hizo factible el poder ahorrar unos pesitos, sin embargo, no lo suficiente para darme el lujo de ir a la Quiaca ida y vuelta, pero al menos si para movilizarme. En fin, el 31 de marzo fue mi último día de trabajo, y la verdad es que a los dos días estaba caminando por las paredes de no hacer nada. Curriculums aquí, allá, y la incertidumbre era cada vez mayor y con ello, las ansias cada vez más grandes por viajar. Como muchos de ustedes sabrán, el tiempo mejor aprovechado es aquel en el que se está en contínuo movimiento.

Me leí cuanto blog de viajes encontré. En todos ellos, el Volunteering era palabra santa. Comencé así pues, mi búsqueda en portales asociados a voluntariados y ¡Ta - chan!, llegué hasta WorkAway, sin embargo, mi ilusión se fue tan pronto me pedía registrar el código de mi inexistente tarjeta de crédito. Si, si, ya sé ¿pero porque tengo que pagar por trabajar gratis? Es una cuestión de sentido común, ellos hacen de intermediarios, y cada uno tiene que sacar su ventaja al respecto. ¿Cómo concluyó mi brevr amorio con WorkAway? Simple, no tarjeta, no otros medios de pago, chau voluntariado.


Ahora bien, se preguntaran, ¿y ésta historia, cómo continúa? Muy simple, no me rendí. Allá, a lo lejos, en un blog que ya ni recuerdo, apareció Lluqui, y se hizo la luz. Lluqui es básicamente una plataforma parecida a la ya mencionada, pero sin tantas vueltas. Simplemente en una única página principal te ofrece los destinos en los que opera (Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador), luego te da la opción de postular y rellenar un formulario con datos básicos. Lo negativo de esto último, es que cada vez que postules vas a tener que completar tus datos. Lo siguiente es revisar tu email cada tanto, para ver si recibiste noticias de los anfitriones interesados. Ahora bien, en caso de confirmación, Lluqui pide un pago de U$D 20. ¿Y qué pasó con que tenías tarjeta de crédito? ¡Sigo sin tenerla! Lo bueno de Lluqui, es que te permite abonar mediante cualquier medio de pago.

Ahora bien, dicho todo esto, ayer  me contacté con mi anfitriona en Mendoza Capital, hoy me confirmó que ya puedo comenzar, y en cuatro días nada más, estaré en viaje hacia una ciudad en la que jamás había estado. Así que, básicamente, no malgasten sus ahorros, porque nunca saben cuando las puertas se abrirán  hacia alguna oportunidad. Y cómo suelo decir "Las oportunidades son de quienes las toman, y no de quienes las dejan pasar" ¿Y ustedes? ¿Qué están esperando para ir en búsqueda de su gran oportunidad?



También te puede interesar







Entradas populares de este blog

Qué hacer en Puerto Pirámides

Para ubicarnos geográficamente, Puerto Pirámides se encuentra en la Región Patagónica de la República Argentina, más precisamente al este de la provincia de Chubut y al centro oeste de Península Valdés., a orillas del Golfo Nuevo. Dicha península es en su conjunto una reserva natural (razón por la cual, se debe abonar la entrada a la misma), que fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999 debido a la riqueza de su fauna marina, entre la que destaca la Ballena Franca Austral que se encuentra en peligro de extinción. Los Pingüinos de Magallanes, lobos y elefantes marinos, comprenden parte de sus atractivos, al igual que una inmensa fauna de aves.
Ahora bien, si leyeron Patagonia Salvaje, habrán leído varias de las actividades que podrán realizar,  y que aquí ampliaré un poco más.
Qué hacer en Puerto Pirámides
* Avistaje de ballenas (temporada de junio a fines de noviembre): Ronda los $1400 pesos argentinos (U$D 80) con una duración de hora y media y guia…

Presupuesto mochilero

Creo que la pregunta existencial en todo momento es el tema del costo de vida durante los viajes. Concuerdo con muchos  (ahora lo sé), que para viajar no se necesitan grandes inversiones, al menos si se empieza desde Sudamérica.


1. Establece un fondo para tus viáticos

Respecto de éste tema en cuestión, la solución más sencilla es siempre hacer dedo (yo aún no lo he hecho) y claramente ahorraras en gran medida. Ahora bien, en caso contrario: A- Puedes comprar tus tickets de viajes con antelación o B- buscar las mejores ofertas en el lugar de destino o alrededores. Está en cada uno consultar por Internet o bien directamente desde la terminal de ómnibus dónde muchas ofertas están publicadas en las vidrieras de las agencias de pasajes.

Vidriera de ANDESMAR en Terminal de ómnibus de Mendoza - Mayo '17
2. Lleva un libro de gastos

Es una buena opción para tener en cuenta en que cosas en imprescindible gastar, y en cuáles no. El Bloc de notas del celular es siempre un buen aliado.
3. Estab…

Mi primer voluntariado '17 (Parte I)

Mendoza me recibió con lluvia. De hecho, no exagero en decir que mi viaje estuvo pasado por agua. Llovía desde que salí de Mar de Ajó y de allí en más hasta llegar a destino.
Pizarra de bienvenida 
Al bajar de la terminal, el paso uno fue pedir un plano de la ciudad (casi ininteligible), en información turística. Lo siguiente fue cruzar la avenida para tomar el colectivo.  Ingenua de mi preguntando si allí se usaba SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico). "Ya quisieras", pensé para mis adentros. Mi yo cavernícola quería preguntar si se podía pagar con billete, me contuve. "Se paga con tarjeta " , me dijo una chica. La tarjeta es tipo como la SUBE, pero propia de Mendoza. No billete, no monedas, mi tener que caminar. Con mochila a cuesta de 60 litros me recorrí más de 2km hasta finalmente llegar a destino. Fui recibida por Belu, mi anfitriona,  con una sonrisa y energía increíble. No pude evitar sentirme reflejada en ella porque prácticamente gozamos de la misma …