Ir al contenido principal

De Buenos Aires a Florianópolis en auto

Estaba a fines de mi carrera de turismo, cuando surgió la oportunidad de ir a trabajar a Brasil junto con dos compañeros de estudio. No podrian imaginarse lo que fue viajar más lejos, que ninguna vez que haya viajado. Y ni hablar si tenemos en cuenta que se trataba de otro país, otras costumbres e idioma. Porque seamos realistas, de todos los paises en de habla hispana que hay en Sudamerica, yo fui a visitar justamente aquel en el que se hablaba portugués, y teniendo en cuenta que solamente tuve portugués en el primer y segundo año de la carrera, fue una maravillosa aventura el retomar el idioma, teniendo en cuenta que no me acordaba de casi nada ... ¡Chan!. Pero bueno, como buen argentina cara rota, la remé lo mejor que pude.

Ahora bien, como mencioné al inicio, fui con trabajo asegurado, y no sólo el trabajo, sino también los pasajes de ida y vuelta en bus, desayuno y alojamiento. Tanto yo, como mis compañeros, cada uno contabámos con habitación individual (la mia con baño privado). Al igual que mencioné en algún post, me encantaria poder irme de mochilera por el mundo, pero por el momento, mis inicios no tuvieron viajes a dedo o andar contando centavo por centavo. 

Día 1 del viaje de ida

Les contaré que con mis compas July y Maty pactamos que si llegaban a pedir rescate por alguno de nosotros, nos dieramos por perdidos ... ¡Nah! ¡Estoy bromeando!. Salimos en auto de la puerta de mi casa a la 7:20 hs aproximandamente, del dia 16 de diciembre de 2014 con destino a Florianópolis, capital del Estado de Santa Catarina. Les cuento que durante el trayecto a lo largo de la RN9 hicimos un desvio a Concepción del Uruguay, Pronvincia de Entre Rios, y July me cumplió el sueño de conocer el famoso Palacia San José del que tanto aprendimos en el primer año de la carrera. Porque es así, no es lo mismo ir a conocer un lugar porque sabes que está ahí, que ir porque conociste acerca de su riqueza patrimonial, como de su historia y tragedias.
 Palacio San José - Concepción del Uruguay (Entre Ríos)

Salón de los espejos

Pues bien, retomando el rumbo, llegamos a eso de las 7 PM a el paso fronterizo Paso de los Libres en la provincia de Corrientes. Hicimos obviamente nuestro egreso de Argentina. Lo loco de todo esto, es que estabamos en pleno cepo y habiamos llevado pesos Argentinos para comprar en la casa de cambio que hay en el mismo paso, y al igual que sucedia con los bancos, tenías  que presentar último recibo de sueldo, y si era posible, grupo sanguineo y nombre del mejor amigo de tu mascota. Por suerte, hoy dia eso es historia. Duespués de tramitar el egreso ,y ya de noche, cruzamos la frontera ( o esa especie de aguas internacionales, entre en pais y otro), hasta  llegar a la aduana brasileña, aunque debo decir que más que llegar, la pasamos de largo. No habia nadie controlando, pero como buenos ciudadanos retrocedimos e hicimos el ingreso al pais verde amarelo. Ya libres, seguimos camino, y como suele suceder, nos desviamos para Urugua-í y nos perdimos. Pero que no cunda el pánico, diria el Chapulín. Volvimos a retomar la ruta BR-290 con destino a Sao Gabriel, en el estado de Rio Grande do Sul, al cual arribamos pasada las 1 AM (hora Brasil). Allí hicimos el pernocte en el hotel San Isidro, en el cual la atención fue amable, el desayuno abundante, y la limpieza muy buena.

Algo a tener en cuenta, es que la parada obligatoria en Sao Gabriel (aparte de descansar), fue porque nos recomendaron no llegar a Puerto Alegre de noche. Demás está decir, que si bien la advertencia fue por un tema de seguridad, cosas malas pasan en todas partes, pero ¿para que tentar al destino?

Retomando al tema de seguridad, en éste caso quiero hacer hincapié en la seguridad vial. Por muy buen conductor que muchos se consideren, incluso  por mas que sigan el mismo trayecto, y con iguales paradas, el viajar de noche no lo recomiendo y las razones son las siguientes:

La BR-290 después del Paso fronterizo, está completamente a oscuras y posee sólo una mano de ida, y una de regreso. La señalización es decadente, por lo cuál, a oscuras era toda un sorpresa el saber si tocaba curva, o saber si seguias sobre la misma ruta, sobre todo al llegar a las rotondas de los pueblitos y no saber que camino tomar. Ante la duda, nuestro razonamiento era siempre seguir por la izquierda. Por otra parte, los pocos carteles existentes como el de los puentes, se encontraban básicamente sobre el mismo puente, osea, era la tole-tole la cosa.

Como anécdota aparte, habiamos llegado tan cansados del viaje, que entre que subí y bajé dos veces de la habitación (ya bastante somnolienta), me pasó que en la segunda ocasión, tuve una lucha cuerpo a cuerpo con la llave y la cerradura. Después de unos breves instantes, cuando creí que la razón por la que no abria la puerta, era quizás habia roto la llave, Maty y July salian del ascensor al rescate. Con mi mejor cara de derrota les dije que la puerta no abria. Maty dijo algo así cómo ¿Y cómo va a abrir, si esa no es la habitación?. ¡Cuak!

Día 2 del viaje de ida

Después de desayunar y aprontarnos, retomamos la BR-290, la cuál por cierto, no deja de impresionar con sus trayectos de ondulados valles de verde intenso.

Pasadas las 2 pm (casi llegando a las 3 pm) ya nos encontrabamos a la altura del peaje Osorio-Puerto Alegre. Poco después haciamos para en Torres. Continuando por la BR-101, seguimos con dirección a Florianópolis. De más está decir, que atravezar del continente a la isla (con la vista a la izquierda del Puente Hercilio Luz y todos los edificios y avenida decoradas con luces navideñas), fue de esas cosas que uno nunca en la vida se olvida. 

Llegamos a destino, pasadas las 9 pm del segundo día de viajes. El trayecto del el centro de Florianópolis hasta el norte de la isla, en éste caso, Canasvieiras, no demoró mas de 30 minutos. En el hotel nos recibieron con mucho cariño, y en mi caso en particular, conocí a mi compañera de cuarto: Mabel de Paraguay.

Mi trabajo era de camareira, bàsicamente, mucama. El trabajo era bien pago, sin contar siempre con la buena predisposición de los turistas uruguayos que siempre dejaban buena propina o algún detallito. La verdad es que no me puedo quejar porque tuve donde quedarme y muy buenos compañeros de trabajo.

En mi primer día de laboral (yo comencé a trabajar el segundo día después de mi llegada), como anecdota aparte (¿Por qué será que siempre tengo alguna? ¿Porque sos torpe. Fin), me pasó estar con Cleusa, mi compañera brasileña, que mientras me estaba capacitado, me pidió que le alcanzara la basoura. ¿Y que hizo Cintia? Obviamente le alcancé el cesto de la basura. ¡Jajaja!. Não, não, a basoura, decia Cleusa señalando otra cosa que no era el cesto. Ahhh, a escoba, dije yo, y Cleusa entendió que yo habia entendido otra cosa, pero que lo que me pedía, en mi idioma se entendía de otro modo. Osea, para ser claros, ella me pidió la escoba (basoura) y le daba la  basura (lixo), cuando en realidad yo le decia escoba, que para ellos significa cepillo para cepillar cabello o dientes. En fin, un lio de palabras.

La isla de Florianópolis tiene aproximandamente poco mas de 60 km de largo, y si bien dicho así parece que en un día te la recorres, eso es un dato más que erroneo. Porqué adentro de la isla, también te podes desorientar. ¿Cómo es posible? Muy fácil, señoras y señores, coloquen los carteles de señalización de las playas al revés, y es más seguro que en elgún momento cuando dobles en U, encuentres como llegar a destino.

¿Se puede hacer dedo? Honestamente no he visto gente haciendo dedo, pero la verdad es que Floripa es super tranquilo.

¿Hay transportes dentro de la isla? Obvio que si, y lo genial de viajar en omnibus dentro de la isla, es que existen diferentes terminales que conectan a las distintas terminales. Es decir, que si querés, por ejemplo, viajar desde Canasvieiras a  Barra de Lagoa, vas  a tener que hacer conexión en la Terminal (TICEN/TILAG/TICAN/TITRIO) correspondiente. Y dependiendo de la distancia, incluso puede que necesiten de hacer más de una conexión. ¿Cuál es la noticia buena? Qué sólo pagan el boleto una única vez.


 Cortesia de Turismo Floripa

¿Es accesible comer en la calle? Siempre va a ser más económico ir a comprar la comida al super, ya que, la comida es mucho más barata que en Argentina, pero si se quieren dar un gusto, es cuestión de caminar y encontrar buenos menués a buen precio (BR$15 promedio, en cuanto a buen precio).

¿Dónde me conviene comprar Reales? Actualmente, desde que sacaron el cepo, en el Banco de La Nación Argentina (sede central), Banco Piano (el de los jubilados) o Casas de Cambio. No se los recomiendo comprar en Brasil, porque se lo van a cobrar más caro, y claro está, porque me pasó el año pasado cuando viajé a Maceió, y no lo compré.

No sé hablar portugués. ¿Me tengo que abstener? ¿Cómo dices que dijiste? Não, precisa. Si existe una existencial razón por la que aprendí portugués, no fue precisamente porque me las sé todas. Partiendo de la base de que me encontraba al sur de Brasil, ésta isla en un buen ejemplo, de que la mayor parte de los turistas provienen de Uruguay, Argentina y Paraguay en menor medida, por lo cuál gran parte dd los nativos habla y comprende español. La única razón por la que pude aprender mejor portugués, fue gracias a que trabajé como camareira y mis compañeras eran brasileñas o paraguayas que se comunicaban en portugués.

¿Necesito un seguro de viajero? Okey, está mal que diga que no compré uno, y de hecho no lo necesité, pero nunca está de más. Si surge algún percance, es probable que te salga más barato contratarlo, que pagar particular. A un amigo de July le pasó que le agarró una alergia, y la consulta le salió bastante saladita.

¿Puedo ir a trabajar a Brasil en temporada? Si, podés y de hecho son bastante flexibles con el tema. Para ello, se debe de sacar una Visa de trabajo y realizar la tramitación en Argentina. En mi caso, me fui con la idea de quedarme a vivir allá, y no me fui con la Visa de trabajo, sino que con los papeles en mano  de antecedentes penales y partida de nacimiento legalizada y los correspondientes apostillados en Cancilleria (y terminar la tramitación en Policia Federal de Brasil, dónde también tienen que pedir los antecedentes penales, pero de Brasil), y demas documentación, tramité la residencia de dos años, para lo cual tuve que pagar unas tasas previamente en el Banco do Brasil y entregarles mi comprobante de ingreso a Brasil (el que se tramita al pasar la frontera). Si bien, mi intención inicial había sido la de quedarme a vivir allí, la realidad es que los salarios son bajos, y con bajos me refiero a menos de la mitad de un salario en Argentina (BR$800), así que, quitando ese temita en particular, los alojamientos son baratos (siempre comparando con Argentina), la comida también lo es, y trabajo siempre hay. ¿Sos bueno sacando fotos? Entonces podes conseguir trabajo en algún Barco Pirata. ¿Sos bueno vendiendo? Entonces de seguro podés venderle a los turistas alguna excursión de mediodía o día entero. Y si alguno de esos no te pega, podés trabajar como camarero/a, mucama, peón, entre otros.

Si disfrutaste de ésta parte, entonces te invito a seguir leyendo la segunda parte y conocer lo que la isla tiene para ofrecerte.

Otros post que te pueden interesar:






Entradas populares de este blog

Qué hacer en Puerto Pirámides

Para ubicarnos geográficamente, Puerto Pirámides se encuentra en la Región Patagónica de la República Argentina, más precisamente al este de la provincia de Chubut y al centro oeste de Península Valdés., a orillas del Golfo Nuevo. Dicha península es en su conjunto una reserva natural (razón por la cual, se debe abonar la entrada a la misma), que fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999 debido a la riqueza de su fauna marina, entre la que destaca la Ballena Franca Austral que se encuentra en peligro de extinción. Los Pingüinos de Magallanes, lobos y elefantes marinos, comprenden parte de sus atractivos, al igual que una inmensa fauna de aves.
Ahora bien, si leyeron Patagonia Salvaje, habrán leído varias de las actividades que podrán realizar,  y que aquí ampliaré un poco más.
Qué hacer en Puerto Pirámides
* Avistaje de ballenas (temporada de junio a fines de noviembre): Ronda los $1400 pesos argentinos (U$D 80) con una duración de hora y media y guia…

Un salto de más de 3600 km

Dentro de mi lista de deseos, viajar, conectar con personas de otros lugares, conocer la nieve, estaba entre lo anhelado y lo que incluso pareció ser lejano. Dicen que las limitaciones siempre son las barreras mentales, antes que las circunstanciales propiamente dichas. De los 6 a los 17 la obligación de todo individuo es la de formarse para convertirse en "el futuro". De los 18 a 25 (en promedio) tenés que seguir estudiando para tener en el futuro un buen pasar y de allí en más trabajar para pagar el estudio, deudas innecesarias, etc. Si hay algo que tengo en claro a mis 30, es que sin duda ésta es la mejor edad, porque después de haber pasado todas las etapas anteriores, sigo con la convicción de que no hace falta trabajar por una montaña de posesiones que se transformarán en deudas, que a su vez se transformarán en horas extras de trabajo, que se traducirá en cansancio seguido de estres para olvidar cual es el significado básico de la vida: vivirla. Entonces mi pregunta …

¿Voluntariado o Couchsurfing? Esa es la cuestión

¿Cual es mejor? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas a la hora de ahorrar en alojamientos? ¿Qué modalidad es más segura?



Ya sea opten por uno, u otro, ambos cuentan con ventajas cómo desventajas, pero claro está, eso va a depender de sus tiempos, presupuesto y flexibilidad en su itinerario viajero. En el caso de quienes tienen una rutina estable y cuentan con dos semanas de vacaciones, entonces lo más conveniente es Couchsurfing. Ahora bien, en el caso de tener un itinerario flexible, con retorno desconocido, un voluntariado o combinación de ambos son una experiencia más que interesante.
Si bien en el período abril - junio he realizado casi dos meses de voluntariado en un hostel y tres couchsurfing, no podría decir  que uno es mejor que otro, porque independientemente de que mis experiencias fueron buenas, no todas las personas son iguales.
Para ser más clara, vamos por partes. En primer lugar, es importante destacar diferencias y similitudes.
¿Qué es un voluntariado y cuando es conv…