Ir al contenido principal

Piranhas, un colorido pueblo brasileño (Parte I)

Por junio de 2016 me encontré en la bella casualidad de encontrarme nuevamente en suelo brasileño. En otro post les contaré cómo fue el primer viaje de Buenos Aires a Florianópolis en auto, y del cuál realicé mi Top 10 de los lugares que conocí en la Isla de la Magia. En fin, me fui con la idea de volverme con un bagaje de sitios recorridos, pero la verdad es que no fue así. No obstante, algo llegué a conocer.

Piranhas fue uno de esos lugares que para quien suele viajar a las populares ciudades brasileñas, cómo lo son São Paulo o Río de Janeiro, claramente pasan desapercibidas.  De hecho, si no hubiese conocono tan popo  quizás Piranhas jamás huhubierestado en mis planes. Por empezar, viajé en pleno época de São João, dónde abundan las típicas canciones en referencia al santo, cómo toda clase de platos típicos hechos con milho  (maíz), y ni hablar del típico fogón. Algo que me fascifa de los brasileños es cuan ensense se toman sus festividades. Las mujeres suelen vestirse con camisas xadrez (a cuadros), miemient que las niñas usan vestidos con volados e iguales motivos. Los niños usan camisas xadrez, jeans, alparalpar, y para darles un toque a  campo, les pintan un bigote de fantasía, y lo completan con un sombreso de paja. Las famosas cuadrilhas, son las estrellas de la noche con sus brillos y bailes típicos. 

Para quienes recordarán, en junio estamos en pleno invierno en Buenos Aires, no obstante, en ésta zona de Brasil, el invierno no es más que un agradable verano, y cuando digo verano, me refiero a una media de 25 grados.

Para comenzar éste viaje tomaré cómo punto de partida la ciudad de Maceió, capital del estado de Alagoas, el lugar en cual estuve alojandome por las ulúltim tres semanas.

Punto de partida 

Desde la terminal de Maceió, es posible adquirir un ticket hacia Governador Gouveia, desde dónde podrán hacer conexión hacia Piranhas. Es importante destacar que:

A- Es un viaje de alrededor de seis horas, e inclusive puede que de un poco más, por lo cuál, lo ideal sería salir lo más temprano posible, dentro de los horarios disponibles.
B- No hay amplia disponibilidad horaria, por lo cuál es importante informarse con anticipación sobre los mismos.
C- Pagar por un ticket no te asegura de nada el tener un asiento disponible. De hecho, en mi experiencia personal, la sobre venta abundoa por su presencia.


  1. Señor ¿Por qué me eres tan cruel conmigo? Ahora bien, si les pasa cómo a mí, que les toca llegar tarde porque una de sus compañeras de viaje le gusta tomarse todo el tiempo del mundo para salir, entonces déjenme decirles que tendrán una experiencia muy similar a la mía. Lo más probable es que tomen el ómnibus después de las 2 pm, y que claro está, lo tomas o lo dejas porque no habrá ningún otro horario hasta el día siguiente; lo tomas, y procuras poner la mejor onda para hacer de éste largo viaje, una experiencia memorable.

Dia 1: Maceió - Governador Gouveia 

Para cuando lleguen aquí, probablemente estarán hambrientos y agotados. Ese también fue mi caso y el de mis dos colegas brasileñas. Es importante aclarar, que de éste lado del país,  a las 4:30 pm ya es de noche, algo que por cierto es bastante desorientador. Así que si llegan con unas ínfimas ganas de hacer turismo aquí:

A- No hay mucho por recorrer y ver, porque va a ser de noche.
B- No hay nada para ver.

La razón de bajar aquí fue más por recomendación del conductor del ómnibus y de varios pasajeros, que por iniciativa propia. La razón fue muy sencilla: aquí había más posibilidades de conseguir alojamiento, que en otros pueblitos.

Dia 2: Governador Gouveia - Piranhas 

Desde aquí se pueden tomar ómnibus de corta distancia hacía Piranhas. El viaje toma poco menos de 40 minutos y los deja en la entrada del pueblo.


Entrada de Piranhas

Okay, al llegar aquí, cómo fue nuestro caso, recorrimos varios alojamientos en busca del mejor precio-calidad. La realidad es que es un pueblo pequeño dónde el tema del alojamiento es bastante limitado. Por mi parte, previo al viaje, había buscado alojamientos, y lo que más destacaba era la Pousada María Bonita.
Si bien no es un lujo, el trato es agradable y personalizado; y más importante aún, es limpio. A su vez, la posada ofrece un suculento y casero (en su mayor parte) Café da manhã, así como una impresionante vista desde su terraza, hacía el Río São Francisco.

Pousada Maria Bonita

Las habitaciones ofrecen Tv por cable, AC y toallas.

Es importante destacar que:

A- La posada está ubicada sobre una barranca, por lo cuál si o sí los ascensos y descensos son por escalera.
B- Es posible, que se encuentren con que les toque (como en mi caso) una habitación sin ventanas. Así que, los claustrofobicos, ya saben que antes de reservar deben de tener en cuenta ésta opción.

Por lo demás, el pueblo es encantador y tiene mucho para ofrecer.


 Llegando a la cima del mirador
 Atardecer en Piranhas (Mirador de La Capilla)
Río Sao Francisco

Si quieren  descubrir las maravillas que éste pueblo mágico tiene para ofrecer, entonces los invito a continuar leyendo la segunda parte Piranhas: Un pueblo colorido brasileño (Parte II).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Top 10: Florianópolis (Brasil)

Bueno gente, después de la intro De Buenos Aires a Florianópolis (Brasil) en auto , paso a comentarles los lugares que llegué a conocer, partiendo de la base de que yo me encontraba en Canasvieiras (al norte de la isla), y que valga la redundancia, fui a trabajar. En fin, les haré una especie de top 10 en orden descendente que a mi criterio y experiencia, no pueden faltar y que obviamente conocí. 10. Campeche Esta es una de las playas más conocidas desde la que se puede visitar una pequeña isla que ésta justo frente a la playa, o bien muy conocido para practicar snorkel. No sé si fue que no me gustó porque el agua era helada, o ese día después de mas de hora y media de viaje sólo pasamos media hora porque se nos venia la tormenta o qué, pero simplemente no hubo feeling. 9. Joaquina Al igual que Campeche, el agua auí era literalmente helada. Lo único entretenido a mi parecer, fue treparme en las enormes rocas, para tener una bella vista del lugar. 8. Canasvia

Qué hacer en Puerto Pirámides

Para ubicarnos geográficamente, Puerto Pirámides se encuentra en la Región Patagónica de la República Argentina, más precisamente al este de la provincia de Chubut y al centro oeste de Península Valdés., a orillas del Golfo Nuevo. Dicha península es en su conjunto una reserva natural (razón por la cual, se debe abonar la entrada a la misma), que fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999 debido a la riqueza de su fauna marina, entre la que destaca la Ballena Franca Austral que se encuentra en peligro de extinción. Los Pingüinos de Magallanes, lobos y elefantes marinos, comprenden parte de sus atractivos, al igual que una inmensa fauna de aves. Ahora bien, si leyeron Patagonia Salvaje, habrán leído varias de las actividades que podrán realizar,  y que aquí ampliaré un poco más. Qué hacer en Puerto Pirámides * Avistaje de ballenas (temporada de junio a fines de noviembre): Ronda los $1400 pesos argentinos (U$D 80) con una duración de hora

De Bloggers y Couchs, todos tenemos un poco

Voy a comenzar que diciendo, asumiendo y afirmando que éste fue un año como ninguno. Con treinta años hice todo lo que siempre quise, deseé y ciertamente no creí que se daría. Alguna vez leí algo acerca de los 6 grados de separación. No me haré la experta respecto al tema en cuestión, pero el asunto era algo así cómo que todas las personas conocemos al menos seis personas, que a su vez conocen a otras seis personas (y asi sucesivamente) que nos conocen o conocen a alguien en común y que en síntesis, todos estamos unidos por estos hilos invisibles, ósea un estilo al hilo rojo pero excluyendo el elemento del romance. En fin, a pesar de que éste universo es infinito, llego a la conclusión de que todas las personas (buenas y no tanto) son parte de un plan (si, ya sé que no estoy diciendo algo que no hayan oído antes), y muchas veces para que esos planes y encuentros únicos se realicen, hay que salir del muy y nada preponderado “área de confort”. Yo (al igual que muchas per